Perdonadme si me emociono con Cantabria, pero es tan peculiar que cada vez la visito me sorprende gratamente, a parte de lo que significa personalmente para mi, hay que decir que en lo que se refiere a su BOC ( Boletín Oficial de Cantabria ) sorprende aún más y os detallaré un poco más lo que nos concierne a los ermitaños. En el Decreto 51/2019, de 4 de abril describe a la perfección lo que podría ser la ley perfecta para la pernocta del país, teniendo en cuenta que la acampada libre está prohibida y siempre será una causa perdida nos centramos en la limitaciones a la hora de estacionar nuestra casa con ruedas. A lo cual dispone 3 puntos a seguir para que el estacionamiento no sea motivo de sanción, tan lógicos que no admiten debate.

Legislación para la pernocta en Cantabria
  • “Únicamente estará en contacto con el suelo a través de las ruedas (no pueden estar bajadas las pata estabilizadoras, ni cualquier otro artilugio).”

  • “No supere o amplíe su perímetro mediante la transformación o despliegue de sus elementos de forma que no ocupe más espacio que el de la autocaravana cerrada, es decir, no hay ventanas abiertas entendidas como ventanas batientes o proyectables, que pueden invadir un espacio mayor que el perímetro del vehículo, sillas, mesas, toldos extendidos, etc.”

  •  “No se viertan sustancias ni residuos a la vía.”

 

Como curiosidad destacable, aunque la ley en este caso nos sea favorable, no todo lo que reluce es oro, ya que en varias ocasiones me he encontrado con las barras de altura limitando así discretamente la entrada en los aparcamientos.

Por aquí os dejo las ordenanzas de aquellos ayuntamientos que han impuesto prohibiciones a nuestro acceso o pernocta aunque de momento pocos se postulan ya tenemos alguno como el Ayuntamiento de Suances que nos impide el estacionamiento en todo el término municipal.

De no tener una ordenanza propia seguiría siendo legítima la Instrucción 08/V-74 dgt

 

Para más información sobre la legislación para la pernocta en España, pincha aquí.