Una zona poco concurrida y tranquila para pasar la noche.

A parte tenemos varios caminos de tierra por donde meternos si aún queremos estar más solos.

Las vistas desde este punto del Faro del Cabo Espichel son realmente impresionantes.

El Santuário de Nossa Senhora do Cabo Espichel tuvo la función inicial de defensa del territorio hasta que, en tiempos más tranquilos militarmente, se construyó en el lugar un santuario dedicado a nuestra Señora del Cabo.

A algunos metros del Santuario aun existe la pequeña Ermita de la Memoria del s. XV, anterior al Santuario. Su interior está revestido con paneles de azulejos del s. XVIII que nos cuentan la leyenda de la Señora del Cabo.

Para más información sobre Sesimbra, sus leyendas, rutas y pernoctas, pincha aquí.