Llegamos a uno de los 100 pueblo más bonitos de España. Declarada Conjunto Histórico-Artístico el pueblo de Santillana es poco menos que una parada esencial.

Una cosa curiosa se dice de Santillana del Mar, es que es “la villa de las tres mentiras”, porque ni es “santa”, ni “llana”, ni tiene “mar”.jejeje.

Magníficas calles medievales con sus piedras algo incómodas de caminar,en casi todos los rincones nos encontraremos con pequeños comercios de artesanía y comida tradicional.

Pero lo que mas me llamó la atención es el Museo de la Tortura de la Inquisición… ¡que si! que a todos nos va lo morboso.

En el podremos encontrar una exposición permanente dedicada a los instrumentos que utilizaba la Iglesia, para castigar al que no pensara como ellos.

Entre las torturas, humillaciones, cinturones de castidad, guillotinas y varios instrumentos podremos pasear y descubrir el sádico pasado de las creencias actuales y como llegaron a ser lo que son.

Alto, alto, alto, alto… esto no es todo sobre Santillana ya que a poca distancia del pueblo también se encuentra la Cueva de Altamira, declaradas Patrimonio de la Humanidad, alberga en su interior varias de las pinturas prehistóricas más importantes del mundo.

Decir que el acceso a la cueva se cerró durante bastante tiempo por temor a su degradación tras las miles de visitas diarias ocurridas tras su descubrimiento y años posteriores.

A día de hoy se puede visitar una réplica exacta, con pinturas realizadas en el techo simulando las diferentes épocas de la cueva original.

El acceso a la cueva original es una lotería ya que solo unos pocos al año pueden entrar siendo sus entradas como un fantasma.. (supongo que estrán guardadas para la “gente de bien”.

Para dormir en Santillana, sin duda la mejor opción es la explanada que se encuentra en el inicio del pueblo y desde donde poder dar un paseo nocturno y ver Santillana del Mar con otra perspectiva y magia.

Para más información sobre la Costa Occidental, sus rutas, pernoctas, leyendas e historias, pincha aquí.