Bueno, bueno, bueno….

Así se empieza un post, si señores.

Anonadada me encuentro ante la cercanía de un fabuloso hallazgo/creación a menos de 10 kilómetros de Lugo capital.

El pequeño pueblo de San Clodio en Outeiro de Rei alberga la creación de todo un mundo de esculturas de materiales reciclados.

De manos de un agricultor aburrido, comienzan las pequeñas y no tan pequeñas esculturas, casas y hasta cohetes, caminando por un sendero que discurre por sus tierras y que podrás visitar sin problemas.

Materiales reciclados son las estrellas del pueblo, deshechos de huertas forman parte de un mundo diferente al que asomarse a la vida.

Su autor y dueño del terreno, José Ramón Iglesias, ingeniero de profesión decidió crear en su tiempo libre un espacio digno de un cuento.

Con ayuda de varios vecinos y algún niño que pasaba allí las vacaciones comenzó a crear piezas con material reciclado y a colocarlas al lado de la carretera. Desde un coche de la “hormiga civil con control de alcoholemia” un ” formiga radar” o incluso un autobús escolar con todos sus ocupantes.

A día de hoy ya hay más de una decena de piezas al lado de la carretera y otras tantas dispuestas por sus terrenos, unto con una pequeña casa/refugio con chimenea incluida.

La verdad es que este vecino ha hecho de su pueblo natal una atracción para cualquiera que pase por allí y al que no también. jajaj

Pido respeto por las obras y el espacio que a pesar de ser privado se encuentra abierto a cualquier visitante.

Disfrutad del paseo y no olvidéis contribuir a la salida para que este minimundo subsista y siga encandilando a más gente.

Para más información sobre la Comarca de Lugo, sus rutas, pernoctas, leyendas e historias, pincha aquí.