Costa de Granada, clima tropical.

Sol, playa y una ciudad de las más bonitas que he visto en la costa de Andalucía, obviando las construcciones en primera línea de playa, Salobreña tiene historia y se pasea sobre ella.

Situada sobre un peñón, las casas se encalan creando un laberinto alrededor del Castillo Árabe, principal legado del Reino Nazarí. Que fue utilizado como prisión real y encerrando entre sus muros al mismo Muley Hacén.

Sin duda, mi lugar favorito de Salobreña es el llamado “Peñón”, terminando el paseo marítimo y como broche de la ciudad se encuentra una mole de piedra utilizada como Necrópolis paleocristiana, a día de hoy no se conserva más que la visión inmejorable de la ciudad, un lugar ideal para alejarte del bullicio y quizás sentir la brisa de otra manera.

Pocas veces un horizonte tuvo una línea tan clara, tan tranquila..

La vida se determina en los momentos y este lugar se lleva varios de gran valor.

Aunque me suelo enamorar me muchos sitios, no esperaba enamorarme de este lugar. Jamás se debe subestimar un horizonte, un sentimiento, un momento… El aparcamiento está algo alejado del Centro pero es lo más tranquilo que encontraréis.

Disfrutad y observar el hermoso anochecer no subestiméis su poder.

Para más información sobre Granada, sus rutas, pernoctas, leyendas e historias, pincha aquí.