Esta vez os presento una pequeña ruta , apta para todas las edades, llena de sorpresas y magia.

Localizado a pocos kilómetros del centro de Lugo se encuentra el Monte Segade, un pequeño cerro de bosque autóctono, por el serpentea el Río Mera, que desemboca en el Río Miño, donde podremos ver varios molinos, algunos restaurados y otros completamente en el abandono.

La ruta discurre sin mucha complicación y está bien señalizada. Suele ser un sitio común donde encontrarte a la gente de la ciudad de Lugo paseando a los perros o corriendo en sus ratos libres.

La gran peculiaridad de esta ruta son las mil y una formas que nos podremos encontrar si abrimos bien los ojos y dejamos que la imaginación actúe… desde rostros, cabras, patos… Os animo a visitar esta ruta y os aseguro que no defraudará ni a mayores y mucho menos a los pequeños, cuidado con algún que otro barranco y caída.

Y sobre todo, disfrutad del paseo.

Para más información sobre la Comarca de Lugo, sus rutas, pernoctas, leyendas e historias, pincha aquí.