Una ruta sin desnivel, rodeada de un extenso bosque de acacias y pinos, con los suelos completamente cubiertos de Carpobrotus Edulis, sin duda es el mejor destino después de salir de una Gran Ciudad como OPorto.

Salimos desde el mismo lugar de la pernocta tomando a la derecha por una pista amplia de tierra. El sendero no tiene mayor pérdida.

Como recomendación ir despacio y esperar con cautela a las miles de aves que se presentan sin ser vistas por falta de atención.

Para más información sobre el Parque Natural de las Dunas de Sao Jacinto, pincha aquí.