Entrando en la Comarca de Coruña por el Norte lo primero que nos encontramos en el Puente del Pedrido cruzando la Ría de Betanzos.

Este puente construido en su totalidad de hormigón y paralizado varias veces durante la Guerra Civil, une las costas de Bergondo y Paderne y a pocos metros de el podremos encontrar un aparcamiento que nos deja a dos pasos de la playa de O Pedrido.

En sus alrededores podremos observar el Río Mendo y el Río Madeo desembocando en la Ría creando un entorno curioso entre marismas y arenales.

 

A pesar de que ambos márgenes se han hecho análisis en el agua y se registraran una gran cantidad de coliformes, lo achacan a episodios puntuales de contaminación por descarga de algún tipo. Algo vergonzoso.

De todas formas como huida escurridiza al turismo convencional, recomiendo la visita por la zona. En mi caso encontré cierta tranquilida imposible en kilómetros a la redonda.

Para más información sobre la Comarca de Coruña, sus rutas, pernoctas, leyendas e historias, pincha aquí.