Poco antes de Cabo Raso tenemos la playa de Guincho y su fortaleza, la cual, desgraciadamente como otras tantas han sido convertidas en Hoteles, toca visita exterior, nunca desmerece.

A pocos metros de la pernocta tenemos un restaurante donde poder comer platos típicos de la zona. Un sitio agradable y tranquilo.

Disfrutarlo y respetarlo, para nunca perderlo.

Para más información, leyendas y otras pernoctas del Parque Natural de Sintra- Cascais, pincha aquí.