La playa de Samoqueira está formada por un pequeño tramo de arena y rocas, creando una atmósfera casi íntima.

Esta playa se encuentra rodeada de acantilados, pero el acceso es facilitado por una escalera excavada en la propia roca. Junto a ella existen varias grutas de gran belleza que pueden ser exploradas con la marea baja.

Para más información sobre Portocovo, pincha aquí.