La increíble, hermosa y solitaria Playa da Bordeira, entrando por la costa noroeste del Algarve nos encontramos con esta belleza de la naturaleza.

Un extensión de dunas y arena lo rodean todo, el aparcamiento perfecto para pernoctar y para conocer a millones de ermitaños como nosotros, pasamos tres días en el paraíso e investigando las dunas, observando las huellas de los habitantes.

Pasamos varias noches en el aparcamiento de arena con varios vecinos de varios países.

Para más información, rutas, pernoctas, leyendas e historias del Aljezur/Algarve, pincha aquí.