A este punto no podrán acceder las caravanas y/o autocaravanas, ya que al pasar el “Bambú Bar”, se estrecha demasiado el camino imposibilitando el paso.

A partir de este punto el camino se abre dejando espacio libre para la pernocta, aunque no voy a mentir… la planicie se la lleva el demonio con tanto bache.

Aún así, se convierte en el lugar perfecto para esconderse unos días.

Para más información de las rutas y pernoctas de Costa Caparica, pincha aquí.