El aparcamiento inmenso que se planta frente al fuerte nos invita a dormir de una manera tan cómoda que no nos podemos resistir.

Todos tenemos lugares que se convierten en personas, donde hasta los relojes perdieron las agujas, donde los olores que se convierten en pieles que aún sin poder ser tocados, llevan gravado un nombre.

Para mi, Ponta de Sagres es ese lugar.

Si hay algo que me hace feliz, es ver la felicidad, la felicidad de los ojos de mis perros en cada playa , en cada montaña o en el sofá de mi casa….

La felicidad en unos ojos que aprecia los paisajes, la libertad del horizonte sin final, el baile de los peces bajo el mar…

Os recomiendo que si podéis, llevéis con vosotros a esas personas o simplemente vidas, a disfrutar de este lugar y os aseguro que pase lo que pase encontraréis el reflejo de sus miradas siempre que visitéis este horizonte.

Aunque el lugar ya resulta atractivo por los acantilados de más de 80 metros de alto, también cuenta con una historia curiosa.

Empecemos contando que el Origen del nombre de Ponta de Sagres viene del Latín “Promontorium Sacrum”, que a su vez significa Promontorio sagrado . Llamado así por primera vez por Estrabón como un área dedicada a Saturno. La Fortaleza tiene su origen en el siglo XV y está clasificada como monumento nacional. El legado más importante de la ciudad es su relación con Enrique el navegante, que vivió cerca de aquí y que supuestamente escogió la ciudad de Sagres como ubicación de su legendaria escuela de navegación y como punto de partida de las primeras carabelas de sus viajes exploratorios en el siglo XV.

Desde el mismo aparcamiento tenemos buen acceso a tres playas ubicadas en la ensenada del cabo, al oeste podemos visitar la playa do Tonel, una gran opción para cansar a los perros ya que, en el fuerte no se permite su entrada y si queremos visitarlo, deberemos dejarlos descansando en la furgo.

A pocos metros del aparcamiento en dirección este, tenemos la pequeña playa das poças, y bastante más grande a su izquierda, la playa da Mareta, mucho más turística que cualquiera de las anteriores.

Para más información sobre Vila do Bispo, pernoctas, rutas, leyendas e historias, pincha aquí.