Última Playa de la Costa Occidental Cántabra, pertenece a Santillana del Mar y se encuentra en Ubiarco. Una minúscula playa que sin duda destaca por la ermita que se encuentra empotrada en el acantilado.

Sobre ella se mantienen las ruinas de la Mota o Torre de San Telmo una fortificación que formaba parte de un complejo defensivo de la costa.

La historia de esta ermita exalta mi curiosidad, denominada como ermita de Santa Justa, los estudios y documentos hablan de que estuvo habitada entre los siglos VIII Y X por un anacoreta, que viene siendo un cristiano radical que se aísla como penitencia para la oración. Probablemente este personaje vendría de Sevilla, donde se encontraban los restos de Santa Justa después de la conquista musulmana. Los documentos también hablan de las multas que imponían en 1578, con 100 maravedíes a quien no acudiese a las romerías.

Para más información sobre la Costa Occidental, sus rutas, pernoctas, leyendas e historias, pincha aquí.