Dentro del Parque Natural Cabo de Gata – Níjar, nos vamos en busca de un lugar donde dormir y entre que ya no me suele gustar echar kilómetros y que estoy absorta en el paraíso de este Parque Natural que no llegamos mucho más lejos.

La Playa de la Fabriquilla es mi elección, donde antaño existió una fundición de Plomo que dio nombre a este lugar.

Una extensa playa que muere sobre los acantilados volcánicos y nos da la entrada al vulcanismo de La Sierra del Cabo de Gata.

Recordar que parece que en Andalucía estamos vetados y la única manera de viajar es con la ley en la mano.

Como siempre adjunto el punto y por si alguien tiene dudas…jamás me han multado. Respetando el entorno y no creando aglomeraciones, suelen dejarte vivir en paz.

Mis viajes son siempre a contra corriente y con esto quiero decir, que no me suelo meter en épocas estivales, las aglomeraciones de turista es lo que provoca la multa.

Para más información sobre Almería, sus rutas, pernoctas, leyendas e historias, pincha aquí.