Parque Natural del Guadiana

Portugal no solo es costa y aunque echaremos de menos el mar, tambien estamos deseosos de aventurarnos en su interior, Subimos por el Río Guadiana desde Vila Real de Santo Antonio hasta encontrarnos con Mértola, Menudas vistas al entrar, por estas cosas amo rodar por el interior…

Mértola
Entrando en Mértola

Pertenece al Alentejo interior y sin duda no tiene nada que envidiar a la costa.

Un pueblo medieval que se alza a los pies del Río Guadiana, que mantiene su esencia árabe. Este lugar también nos ofrece la posibilidad de dormir a pies del rio, en un pequeño embarcadero y visitar el Castillo, donde los perros serán bien recibidos exceptuando la torre del mismo y el acceso a las ruinas.

Castillo de Mértola

Entrar en el pueblo te transporta a otra época, desde sus murallas a sus calles, pasando por el pequeño pero no menos importante Castillo y frente a la entrada quedan las ruinas del foro romano de Mirtilis, al que se superpuso la alcazaba musulmana.

Ruinas Barrio Islámico
Ruinas Barrio Islámico

Después de visitar el pueblo y darnos un buen paseo por sus calles , rodeamos la muralla y nos encontramos con la Torre del Reloj (aunque torre, torre… jejeje) Un lugar escondido del que poco turista tiene conocimiento y desde donde comenzar una preciosa ruta por el cauce del Río desde donde poder observar las extrañas y curiosas cigüeñas negras, el cernícalo primilla o el búho real entre otros.

 

 

Toda la tarde mirando una cumbre situada al oeste de la ciudad, al final era inevitable subir, en su cima se encuentra la “Ermida de Nossa Senhora das Neves” (Ermita de Nuestra Señora de las Nieves), desde donde obtener la mejor de las vistas sobre Mértola y su castillo además de poder dormir con la tranquilidad y las vistas del valle.

Vistas desde Ermida de Nossa Senhora das Neves
Vistas desde Ermida de Nossa Senhora das Neves

A menos de 20 kilómetros al este nos encontramos con una de las mayores atrocidades del país, se trata de las Minas de Sao Domingo.

Minas de Sao Domingo
Minas de Sao Domingo

Algo un tanto desagradable que describir y tengo que decir que solo con recordarlo se me revuelve el estómago como el primer día que visité ese lugar.

Esta mina está en la faja pirética y fue explotada por los Británicos durante más de un siglo. Sacando a cielo abierto miles de sulfuros tóxicos y produciendo aguas ácidas.

Minas de Sao Domingo
Minas de Sao Domingo

Como podréis observar, la vegetación es nula en varios tramos del camino, las aguas son completamente tóxicas y ahora os diré que hace 52 años que está mina se quedo sin mineral siendo abandonada.

 


La primera aldea en tener luz, el primer ferrocarril privado del país, la prosperidad de un siglo; se convirtió en muerte, pueblos abandonados y un paisaje roto para beneficio de unos pocos…

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Recuerdo que hay empresas interesadas en seguir cometiendo este tipo de atrocidad…uno de los últimos intentos en Galicia…
NO A LAS MINAS. VEAN EL RESULTADO DE NUESTRAS DECISIONES.

¡¡¡¡¡ATENCIÓN!!!!!

Mucho cuidado tanto humanos como animales, la aguas de la zona están completamente contaminadas y contienen microorganismos (algunos integrados por un plan para beneficiar a las aguas y que el entorno se recupere), que pueden producir serios daños para la salud. Llevar agua es muy importante ya que la zona carece de sombras y el ambiente es muy seco, evitar que los perros se bañen en sus aguas o podrían intoxicarse por contacto.

La ruta en esta zona es realmente espectacular, proceder con cautela ante los barrancos y ruinas de la mina, ya que tras 50 años en el abandono podría romperse cualquier estructura en la que nos apoyemos.

Después de hacernos una ruta entre atroz y peculiar, volvemos a la naturaleza en un estado original.

Cruzamos parte de la sierra y terminamos en Pulo do Lobo, un salto de agua que se encuentra entre 33 y 35 metros de altitud, es un desnivel muy estrecho en el cual existe una gran brecha por donde se precipitan las aguas del Guadiana. Este desnivel es consecuencia de los efectos provocados a lo largo de los tiempos por las sucesivas eras geológicas.

Pulo do Lobo
Pulo do Lobo

Según cuenta la leyenda un hombre audaz o una fiera acosada podrían superar de un salto este desnivel.
Es por esa brecha por donde, observando el curso de agua desde el mirador situado en la orilla derecha, se comprueba que, río arriba del salto de agua, el río tiene dos lechos: uno más ancho y de formas redondeadas que seguramente tiene origen glaciar y, en el centro de éste, como un cauce más profundo, el lecho actual, gastado por la erosión de las aguas.
Es por ese valle profundo, que se va progresivamente redondeando, por donde el Guadiana fluye hasta las proximidades de Mértola.

Pulo do Lobo
Pulo do Lobo

Mucho cuidado a la hora de visitarlo ya que el terreno irregular puede causar una caída mortal al fondo de la cascada.

Nos vamos bordeando la frontera española hasta la capital del Alentejo,  Évora.

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: