Ourense

La ciudad del agua, donde ocho puentes cruzan el rio Miño, en tiempos de los romanos era una mina de oro. Ahora ya no hay oro, pero sí aguas termales. Se dividen por toda la ciudad, incluyendo las de Chavasqueira que son gratuitas. Estas áreas termales ofrecen la oportunidad de disfrutar y aprovechar las bondades de las aguas mineromedicinales calientes que brotan de las diferentes burgas existentes en el entorno de la ciudad.

termas outariz.jpg

Decir también que A Ribeira Sacra discurre por sus tierras donde se puede encontrar el Mirador de los Balcones de Madrid, uno de los mejores sitios para hacer fotos de las gargantas de los cañones del Sil. Quizás no tenga costa, pero este río no tiene desperdicio.

balcones-de-madridourense

Qué deciros de Ourense, una provincia de cuento de hadas, como todas las provincias, tiene su historia y sus lugares encantados; quizás por último (aunque sé que me dejo miles de cosas en el tintero) sería una falta de respeto a la historia de Ourense si no os hablara de Ribadavia, rodeado de valles y montañas verdes, entre las aguas del Avia y el Miño, encierra una judería de fuerte resonancia medieval, testimonio de la existencia de una comunidad donde el rito hebraico pervivió mucho tiempo después de la expulsión de 1492. El itinerario por el barrio judío de Ribadavia permite recorrer unas calles llenas de sabor y de historia, salpicadas por la presencia de palacios e iglesias románicas y con parada obligatoria en los hornos y tahonas donde se elaboran los dulces de acuerdo con las viejas recetas sefarditas.

juderia ribadavia.jpg

Me dejo Verín, Melón y su ruta de pozas, me dejo sus festejos como o Entroido (carnaval) y miles de cosas, pero cosas como estas las encontraréis fácilmente, esto solo es para abrir el apetito.

Que les aproveche.

A %d blogueros les gusta esto: