Nos acercamos desde el Merendero de Cobreces  a la Playa de Luaña, una playa condecorada con Bandera Azul.

Tengo que decir que Cantabria tiene playas, pero abarrotadas.

Como tantas otras, la Playa de Luaña se abarrota en verano.

Para aparcar y pernoctar tenemos el aparcamiento urbano principal que cuenta con unas 100 plazas, que seguramente encontréis vacías en invierno.

Pero mi opción, sobre todo por la sombrita y los perros es un acceso existente en si margen Oeste, donde se encuentra el Merendero de Cobreces y por donde desemboca el Arroyo de la Cochunga.

Decir que el Merendero de Cobreces es cuanto poco escaso, 3 o 4 plazas es el máximo de la localización pero tanto el espacio natural que lo rodea como la tranquilidad de la que he disfrutado me llevan a subir esta pernocta como válida (aunque en época de verano podemos asegurar que estas plazas estarán más que ocupadas).

Recordad que podéis contribuir a nuestro trabajo en la sección de contactos y cualquier problema que pueda surgir con la pernocta, ruego me la hagáis saber para rectificar los datos. Un saludo y a rodar.

Por aquí os dejo el mapa y la ubicación de nuestra pernocta el el Merendero de Cobreces con sus inmejorables vistas de la Playa de Luaña.

Para más información sobre la Costa Occidental, sus rutas, pernoctas, leyendas e historias, pincha aquí.