Una belleza envidiable envuelve cada rincón de este paraje.

 

Con el faro más grande de Portugal y el más grande de la Península, Aveiro ya comienza llamando la atención desde nuestro destino anterior el Parque Natural das Dunas de Sao Jacinto

 

Además cuenta con 3 canales que dividen la ciudad en 2 partes, los canales eran usados por los moliceiros para transportar algas que servían para abonar los terrenos colindantes a la ría y sal. A día de hoy éstas embarcaciones en su mayoría son utilizadas de forma turística.

No nos pudimos resistir a probar suerte y montar los 3 en el Moliceiro, asique buscamos la hora menos concurrida y con nuestras mejores caras fuimos a preguntar, nuestra gran sorpresa ¡Podemos viajar los 3 sin problema y con un trato inmejorable.

Un precioso paseo donde pudimos pasar por el puente de los deseos, la fábrica antigua de cerámica y mucho más.

Costa Nova

Aunque Aveiro nos atraparía durante días, decidimos seguir unos pocos Kilómetros más hasta Costa Nova.

Aunque originalmente las casas que están pegadas a la Ría servían para guardar los aparejos de pesca, a día de hoy se han convertido en una gran atracción turística. Un lugar lleno de color que no deja indiferente a nadie. Aprovechamos para dar un paseo y disfrutar de la tranquilidad de viajar fuera de época turística.

Praia da Vagueira

A unos pocos kilómetros se encuentra el Parque Acuático Vaga Splash, donde poder pegarnos una ducha reconfortante después de un día lleno de emoción, aprovechamos para vaciar aguas y rellenarlas  y nos damos un último paseo hasta Praia da Vagueira para ver el anochecer antes de resguardarnos en la furgo y preparar el viaje a nuestro siguiente destino Nazaré.

Para más información sobre Portugal, sus rutas, pernoctas, leyendas e historias, pincha aquí.