Seguimos rodando y dejando atrás la línea divisoria del Alentejo entramos de lleno en el Algarve. Algo se me retuerce por dentro, en unos kilómetros deberemos reorientar la brújula, no hay mas Sur que la deseada Ponta de Sagres , que sin duda visitaremos.

Para más información sobre Portugal, sus rutas, pernoctas, leyendas e historias, pincha aquí.