Comporta

Decidimos hacer algún que otro kilómetro del revés, no podíamos dejar sin visitar Cais do Palafítico da Carrasqueira..

Ya sé que tiene un nombre peculiar, se trata de un puerto enclavado entre salinas, arrozales y marismas. El puerto  fue construido por los propios pescadores aprovechando palets, maderas y postes, de una forma algo anárquica pero eficaz.

Merece la pena desviarse y recorrer los caminos que se entrecruzan viendo los accesos, a veces complicados, para llegar a las distintas barcas.

Jamás había visto esa belleza en penumbra que posee este lugar. La tormenta y la niebla ayudó a que el lugar pareciera encantado.

Para más información y mapa, pincha aquí.

Para más información sobre Alentejo, sus rutas, pernoctas y leyendas, pincha aquí.