Para acceder a la información del mapa, coloque el cursor sobre el punto, pinche una vez. Aparecerá en el margen izquierdo un link en la “descripción” que le derivará a la página del lugar escogido, donde podrá encontrar un mapa de descarga rápida al móvil, leyendas, rutas y mucho más. Navega y únete a la aventura

Y llegamos a Granada, un sentimiento de amor odio con esta ciudad y quizás, por esto mismo la hace tan especial para mi.

 

Esto es un poco trampa, ya que viví un tiempo por estas tierras y los lugares que os voy a presentar no son ni mucho menos nuevos hallazgos, pero sin duda merecen un lugar en la web, tanto por perfectos como por curiosos.

 

El deseo de describir Granada con el cariño que se merece y que siento por ella me reta a encontrar la mejor descripción y aún así, será pequeña en comparación.

Algarinejo

Nuestra primera parada y muy cerca de la frontera con Córdoba, nos encontramos con Algarinejo y sus increíbles Calderas ( nombre que se le da a las cascadas),

 

Un cañón entre ríos que se creó hace 40 millones de años y en el que se cruzan varios arroyos hasta el Arroyo Morales que llega hasta el propio pueblo de Algarinejo. Una ruta discurre entre las pozas (aptas para el baño), saltos de agua y bosques autóctonos en los que podemos encontrar álamos negros, sauces, nogales.

 

Poco más de 3 kilómetros y nos encontraremos en el centro de Algarinejo.

 

El aparcamiento se encuentra en una pista de tierra muy cerquita de las calderas y donde no pasan muchos coches.

 

Para más información y mapa, pincha aquí.

Granada

Granada es el destino de millones de turistas al año, por lo que no voy a enumerar las cosas como en una guía de viaje o se me haría interminable, en su caso trataré de resumir las mejores cosas que me he encontrado y que me han enamorado.

La que fue capital de Al-Andalus ofrece grandes lugares para recordar la vida que un día tuvo esta ciudad.

Empezando por la Alhambra, la cual no necesita presentaciones, una ciudad palatina llena de jardines, patios interiores y una fortaleza que corona la ciudad e Granada manteniendo ese aire andalusí que buscan tantos turistas.

A mi parecer, la Alhambra se siente algo vacía, no hay ninguna recreación, solo habitaciones vacías aunque con historia e imaginación se pueden hacer muchas cosas agradecería algo más que un audioguía que sale por un ojo de la cara.

Hay una leyenda de la Alhambra que embaucó mi corazón.

 

Entre los jardines de la ciudad se encuentra el testigo de este cuento.

Un Ciprés, a día de hoy sus días de gloria han pasado y solo se puede ver su tronco, semiresquebrajado pero que sin duda vivió y ocultó miles de historias, como la aventura de la Sultana Morayma fruto del desdén de su marido el Generalife Boabdil con un caballero de la tribu de los Abencerrajes.

Cuenta la historia que la Sultana, cansada de que su marido el Generalife Boabdil estuviera inmerso en la defensa de su más que perdido imperio y olvidara cuidar su amor, comenzó una aventura amorosa oculta bajo un Ciprés.

 

Una noche de Luna llena, el último Rey Moro, el Generalife Boabdil se encuentra con su esposa bajo el Ciprés con su amante, al enterarse, se apoderó de ira y la sinrazón tuvo su hueco en la historia de la Alhambra cuando el rey moro ordenó matar a todos los miembros de la casa de los Abencerrajes en una emboscada tan cobarde como innecesaria.

 

Finalmente Boabdil y Morayma fueron desterrados a la Alhambra donde Morayma tardó solo un año en morir.

 

Miles de Leyendas inundan esta ciudad y como no, enumerarlas se haría infinito.

Podemos pasear por las calles encantadas del Albaicín, subir hasta el Mirador de San Nicolás que nos deja unas increíbles vistas de la Alhambra al sonido de músicos callejeros y aire flamenco.

Una última parada cautivadora es el Zoco o Alcaicería, un mercado de artesanía donde sin duda la temática es árabe.

Desde su pequeña entrada este mercado discurre entre callejuelas inundadas de puestos y color.

La verdad es que la conducción por Granada es horrible, hay unas camaritas ciertamente desagradables que te sacan una foto en la entrada del centro urbano, SOLO PARA TAXIS Y AUTOBUSES, como te equivoques de carril… el aparcamiento es todo zona azul menos en la zona periurbana…¿Recomendación? Dejaros de líos.

Granada tiene una parte muy positiva y es que está muy bien comunicada con los pueblos circundantes con autobuses cada media hora… si tenéis la posibilidad os resultará más cómodo, en mi caso siempre toca aparcamiento y a patitas que somos muchas y los autobuses de este país no evoluciona en lo que se refiere a la entrada de animales de compañía.

Embalse de Quéntar

A unos 30 kilómetros de Granada en el Cerro de Bermejales se encuentra el Embalse de Quéntar, un buen lugar para ir con los perros sin problemas con la humanidad. Un rincón perfecto para el abarrotado y ardiente verano Granadino.

 

Ojo con los niños, el terreno es bastante abrupto para el baño y una caída puede ser una desgracia.

Lo mejor del Embalse sin duda es una pequeña gruta que se encuentra al otro lado del embalse y desde donde se puede observar habitualmente a gente subir hasta su entrada, a unos 5 metros de altura y lanzarse al agua.

 

Se puede llegar nadando si se tiene resistencia y práctica. En mi caso y aunque no me considero mala nadadora, me apetece quedarme un rato en la gruta y disfrutarla sin prisas… ¿Solución? Ir a un chino, comprar una barca hinchable y cruzar al otro lado.

El aparcamiento se encuentra a uno de los lados del embalse y se sube por un pequeño y mal logrado camino, pero que os dejará alejados de la carretera y con unas increíbles vistas del Embalse.

 

Para más información y mapa, pincha aquí.

 

Güéjar Sierra

Granada no deja de sorprender a su paso, quizás la comunidad con más caudales de agua, gracias por supuesto a Sierra Nevada.

 

Dentro del Parque Nacional de Sierra Nevada se encuentra Güéjar Sierra, un pequeño pueblo surcado por las aguas del Río Genil que deja una de las estampas más bonitas que han visto mis ojos…

 

Posicionado en la vertiente noroeste de Sierra Nevada e incluido en la Reserva de la Biosfera, merece la pena ser visitado, un lugar de altas cumbres, arroyos, valles y tranquilidad.

 

Como siempre buscando un sitio tranquilo para pernoctar me encontré (si mal no creo) el único acceso directo al Río, un lugar más que especial.

He dudado muchas veces en compartirlo, ya que probablemente en algún momento alguien haga un mal uso de la información y lo terminen cerrando, pero daré una oportunidad, dejando claro el anhelo de que lo cuidéis como se merece.

 

Para más información y mapa, pincha aquí.

Cenes de la Vega

Llegamos a Cenes de la Vega, ya sabemos todos que me atrae el agua más que a los peces, pero volvemos a estar ante un cliché. Andalucía si tiene agua, tiene cientos de Ríos subterráneos y otros tantos ayudados por el deshielo de Sierra Nevada.

 

Nos encontramos ante el Río Genil uno de los mayores afluentes del Río Guadalquivir y que nace a pocos metros del Pico Mulhacén en Sierra Nevada Os podéis imaginar la temperatura del agua ¿verdad? jajajajja

 

Pues hay a quien esto no le echa para atrás para pegarse un buen baño. El aparcamiento es al mismo borde de la pista de tierra, pero no es muy transitada, y lo mejor de todo es el tremendo paseo que podéis hacer a los largo del Genil hasta el Pueblo. Espero que disfrutéis del lugar.

 

Para más información y mapa, pincha aquí.

Monachil / Los Cahorros

Una de las visitas obligadas de Granada es Monachil, un pequeño pueblo a las orillas del Río con su mismo nombre.

Pero lo que hace a Monachil diferente es la Ruta de los Cahorros que llama la atención de los amantes del senderismo y de la escalada.

 

Para más información y Track de la ruta, pincha aquí.

En este caso os dejo un punto en el mapa a pié de carretera, pero no hay mucha más opción.

Por el día podemos acercarnos un poco más hasta el Merendero San Garrito aunque la pista es de tierra y encontrarse a un coche de frente es delicado, al llegar al restaurante/merendero podremos aparcar en su aparcamiento, tomar un café e iniciar la ruta desde allí, pero cuidado, el aparcamiento cierra por la noche, es privado, así que no nos vale como pernocta.

Como siempre os animo a que conozcáis la zona de la mejor manera…

 

¡A PATEAR!

 

Para más información sobre la pernocta y mapa, pincha aquí.

Dílar

A los pies de Sierra Nevada, en su parte meridional se esconde un pequeño y extraño pueblo. Quizás sus gentes no sean las más amables, pero hay una mezcla de “forasteros” que enamora.

 

Como en casi todas mis pernoctas buscamos el agua.

 

Dílar, ofrece un pequeño refugio a orillas del rio con su mismo nombre.

 

Increíblemente mi parte favorita de este lugar es un sombra más que anhelada en los días de calor y un pequeño sendero que se adentra en el cañón del Rio Dílar.

Para más información y mapa, pincha aquí.

Otívar / Río Verde

Para volver a la costa, escogí la carretera antigua, también llamada “carretera de la cabra” y ojito con ella jajaja mejor ir bien de frenos.

 

A pocos kilómetros de la costa nos encontramos con un cartel que nos indica “Río verde”.

 

Se trata de un río por el que se puede descender tanto haciendo barranquismo (con equipamiento y conocimientos o con una empresa), o a pie por senderos.

¿El problema? El negocio que tienen montado, para poder llegar hay que decender por una pista forestal ( en muy mal estado) durante unos 6 km , al final se encuentra una finca “privada” en la que cobran 5€ por vehículo y persona.

 

Me indigné por el estado de la pista, por el precio y por la privacidad de un espacio natural así que me propuse buscar un acceso alternativo.

Para el que quiera romper los bajos, deshacer las ruedas y pagarle a un “señorito caradura andaluz”, solo hay que seguir las indicaciones de “Río Verde”.

 

Como mi cabezonería es extrema, por mis narices que encontré un acceso al rio.

 

En dirección Sur por la A-4050 y dejando atrás la entrada de pago, pasaremos por una pista de tierra que sale a la derecha y la siguiente pista asfaltada indicada como “Palacete de Cazulas” será la que nos lleve directos al Río.

Tengo que añadir que la pista es para tirarse de los pelos, por momentos, entre las casas se estrecha tanto que me obliga a cerrar los espejos, por lo que NO ES ACCESIBLE PARA AUTOCARAVANAS.

 

Al llegar al final de la pista nos encontraremos con un puente que solo nos quedará cruzarlo par encontrar el lugar perfecto para pernoctar o darnos un buen paseo rio arriba.

La verdad es que no hay comparación con la ruta principal y el cañón al que se puede acceder desde el otro lado, pero podemos encontrarnos con pequeñas bellezas a las que nadie se digna a acceder.

 

Para más información y mapa, pincha aquí.

Salobreña

Costa de Granada, clima tropical, entramos en Salobreña.

 

Sol, playa y una ciudad de las más bonitas que he visto en la costa de Andalucía, obviando las construcciones en primera línea de playa, Salobreña tiene historia y se pasea sobre ella.

Situada sobre un peñón, las casas se encalan creando un laberinto alrededor del Castillo Árabe, principal legado del Reino Nazarí. Que fue utilizado como prisión real y encerrando entre sus muros al mismo Muley Hacén.

Sin duda, mi lugar favorito de Salobreña es el llamado “Peñón”, terminando el paseo marítimo y como broche de la ciudad se encuentra una mole de piedra utilizada como Necrópolis paleocristiana, a día de hoy no se conserva más que la visión inmejorable de la ciudad, un lugar ideal para alejarte del bullicio y quizás sentir la visa de otra manera.

Pocas veces un horizonte tuvo una línea tan clara, tan tranquila…

 

La vida se determina en los momentos y este lugar se lleva varios de gran valor.

 

Aunque me suelo enamorar me muchos sitios, no esperaba enamorarme de este lugar. Jamás se debe subestimar un horizonte, un sentimiento, un momento… El aparcamiento está algo alejado del Centro pero es lo más tranquilo que encontraréis.

 

Disfrutad y observar el hermoso anochecer no subestiméis su poder.

 

Para más información y mapa, pincha aquí.

Las Alpujarras

No podía irme de Granada sin visitar Las Alpujarras.

 

Tengo que asumir mi ignorancia ante este lugar. Millones de Clichés describen falsamente a Andalucía.

 

Se dice que no tiene agua y que es un secarral, que no tiene montañas, que no tiene bosques… que con el calor que hace se caen hasta los pájaros de los árboles…jajajaj (eso último igual es verdad).

Entramos en Las Alpujarras por Lanjarón ¿Quien no conoce Lanjarón? jajaja Aunque sea del agua mineral.

 

Un pueblo con palabras escondidas, con poemas y corazón..

 

Un pueblo original de los Bereberes, y cuyo nombre original “Al- lancharon”, significa “lugar de manantiales”.

Después de beber GRATIS de la fuente de Lanjarón y dar un paseo por el pueblo, continuamos carretera y a 2 kilómetros más o menos nos encontramos con el primer mirador y uno de los más impresionantes.

 

El Mirador de El Visillo, nos deja ver al completo el pueblo de Lanjarón sobre la ladera de Sierra Nevada.

 

A su entrada nos encontramos esta (para mi), preciosa bienvenida. Situada en el corazón de las Alpujarras, Pampaneira está situada en el mismo barranco de Poqueira.

Como casi todos los pueblos de Andalucía, sus casas son de un blanco impoluto para evitar el sol abrasador de los veranos, pero Pampaneira destaca también por sus callejuelas escalonadas típicas de la construcción bereber.

Seguimos subiendo por la sierra serpenteando por los valles hasta Pampaneira, que bien suena ese nombre en mis oídos.

Tras dar un breve paseo, apuramos un poco para llegar a Trevélez, haciendo una curiosa parada en Fuente Agria y El Chorrerón. Situado en Pórtugos y a 1.300 metros de altitud, nace un manantial de agua, pero no es un manantial cualquiera.

La fuente sale del cóncavo de una piedra con aguas claras como el cristal, discurre hasta incorporarse al río que pasa por debajo de Ferreirola y aquí comienzan los colores. Y hemos visto este tipo de manantial antes, como en Fonte de Valdovín, Parga ( Lugo ), donde otro manantial de aguas ferrosas ayudan a los vecinos a curarse de sus dolencias.

Al igual que en Parga, los vecinos de la zona también han utilizado los beneficios de estas aguas durante años, aguas que caen en cascada dejando el rastro rojizo y caoba por sus paredes.

El cauce del río lo tiñe todo a su paso.

Finalmente y terminando el ascenso a las Alpujarras y a pocos Kilómetros de los Picos Mulhacén y Veleta está Trevélez.

Pero deberían cambiar su bienvenida…jejejeje

Juegan al despiste, pero al fin y al cabo… ¿ Quien se vende mejor que un Andaluz? Siento decir que ni de lejos es el pueblo más alto de España y no lo diré sin argumentar ya que algunos son capaces de debatirlo…

Según el Instituto Geográfico, la lista de los pueblos más altos de España son:

1º – Valdelinares (Teruel), 1693 mts.

2º – Gredos (Avila), 1660 mts.

3º – Navaquesilla (Avila), 1648 mts.

4º – Griegos (Teruel), 1601 mts.

5º – Tor (Lérida), 1600 mts.

6º – Gúdar (Teruel), 1587 mts.

7º – Merangues (Gerona), 1583mts.

El pueblo de Trevélez se encuentra a 1.476 metros…

Aún así, no hacía falta, al igual que nunca lo hará vender este pueblo como lo que no es…

De por si, tiene una belleza peculiar, el Rio Trevélez (no tengo claro si les ponen el nombre del rio o al rio el nombre del pueblo…), atraviesa el pueblo, las lomas de la sierra caen como mantos a cada lado del pueblo… Pensé que estas cosas solo se veían en Galicia.

Lugar escogido para pasar la noche, un buen aparcamiento plano, tranquilo y muy frío, pero ya esto último es asumible con una buena compañía o unos peludos calentitos que echarte sobre los pies. Adjunto punto al mapa y seguimos con la brújula orientada al Este. Queda mucha Andalucía por conocer.

Para más información y acceso al mapa, pincha aquí.

Con 10 paradas abandonamos Granada con ganitas de Almería.

Para más información sobre Andalucía, sus rutas, pernoctas, leyendas e historias, pincha aquí.