Aunque no se sabe con exactitud la fecha en la que fue construida se cree que su función era proteger la costa de los corsarios , siendo gravemente dañada por el ataque del corsario Británico Francis Drake.

A día de hoy y después de varios años en abandono y sufrir daños en varios terremotos aun quedan restos de las murallas originales.

En esta zona no suele haber exceso de turista y el aparcamiento del Fuerte de Beliche es bastante aprovechable y protegido del viento ya que en esta zona es raro no dormir como si nos acunaran con el consiguiente miedo a terminar volcados.

Para más información sobre Vila do Bispo, sus rutas, pernoctas y leyendas, pincha aquí.