Costa Caparica

Como si fuéramos a un punto fijo, salimos de Lisboa ciñéndonos a la costa hasta terminar la carretera, y llegamos a Fonte da Telha, aquí comienzan los problemas habituales de los caminos de tierra, arena y baches, los vehículos más amplios como caravanas no podréis pasar del “Bar N’Areia”, ya que a partir de este punto el camino comienza a estrecharse.

Para las furgos lo perfecto es continuar hasta el “Bambú Bar” , por detrás continúa el camino de tierra, no os asustéis las furgos pasan justas, pero pasan y a partir de este punto el camino se ensancha hasta llevarnos a Praia da Adiça.

Camino Praia da Adiça
Camino Praia da Adiça

Un rinconcito especial alejado de las casas y con una playa para caminar y caminar sin tener que encontrarte con nadie.

Los acantilados fósiles de esta zona, crean un auténtico espectáculo de colores y formas siendo considerado como “Paisaje Protegido de Arriba Fóssil”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El lugar perfecto para descansar de la capital.

Y llegó mi cumpleaños y lo celebramos con estas vistas y en este paraíso, a veces, los mejores regalos, son los que te da la vida y en los que participa uno mismo.

Praia da Adiça
Praia da Adiça

Hay paisajes que enamoran, que enganchan, que da miedo no ser capaz de abandonar…

Praia da Adiça
Praia da Adiça

Encontramos tan cómodo y hermoso el lugar que pasamos varios días hasta agotar las baterías y terminamos alumbrándonos con velas sólo por no querer marchar.

Desde la misma playa de Adiça, también podremos comenzar una ruta por las playas y acantilados de Arriba Fóssil circular, de nivel medio para observar los acantilados y la línea de Costa Caparica en todo su esplendor.

Portugal nos espera y no podemos pasar toda la vida en este lugar.

Nos ponemos en dirección Sesimbra y Parque Natural de Arrábida.

 

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: