Entre Almograve Zambujeira do Mar queda el punto más occidental de la costa alentejana y el reino de la Cigüeña Blanca.

 

 

 

Guardado por un faro construido en 1915 y con 17 metros de altura se encuentra el  centinela del Cabo Sardão, éste es un lugar de reconciliación absoluta con el paisaje terrestre y marítimo.

 

Aquí, el mundo se ralentiza hasta casi parar. La brisa hace olvidar preocupaciones, corrientes y malas disposiciones.

Para alcanzar el Cabo Sardão pasamos por Cavaleiro, pueblo poco bañado, pero donde la pesca a la línea del Sargo tiene una presencia constante.

Más adelante, junto al acantilado, puede admirar los valles clavados en las paredes rocosas, los islotes sembrados aquí y allá a lo largo de la costa, las muchas parejas de cigüeña blanca que sólo aquí y sólo en esta costa eligieron su lugar de nidificación.

Para más información de Zambujeira do Mar, pincha aquí.