Como si en medio de la nada se tratara y terminando carreteras y caminos encontramos el Área Recreativa de Salias, ubicada a pocos metros de la Playa de Armanzá.

Un tremendo mirador al Cantábrico que nos deja boquiabiertos.

El área tiene un perfecto merendero para relajarse del abarrotamiento turístico, donde tenemos fuentes, mesas y papeleras, así que si veis algo sucio ayudad al entorno y a que nuestro turismo se distinga por el más limpio.

Además como veis en la foto, el aparcamiento se encuentra protegido del viento por esas inmensas coníferas.

Para más información sobre Coaña, sus rutas, pernoctas, leyendas e historias, pincha aquí.