A un pasito del centro de Lisboa y del Barrio de la Alfama es un gran lugar para dejar la furgo durante el día.

Por la noche la zona se convierte en la locura nocturna de la capital, las discotecas dominan el puerto.

Algo curioso de este aparcamiento es que, al subir al mirador de Santa Catalina, podrás observar tu furgo a orillas del Tejo, como si de una postal se tratara.

Para más información, rutas y pernoctas en Lisboa, pincha aquí.