Algo más alejado del entorno urbano de la ciudad de Lugo se encuentra éste aparcamiento.

 

En pleno parque del Río Miño y alejado de las carreteras, el entorno ideal para despertarse con calma mientras los primeros deportistas comienzan a correr…

He de decir que si vais con cautela os podréis encontrar desde garzas, cormoranes y hasta nutrias pescando a sus orillas. Desde éste punto (como casi desde cualquier otro jajajaja) podéis comenzar una ruta que os llevará por senderos fluviales rodeando la ciudad.

Para más información sobre la Comarca de Lugo, sus rutas, pernoctas, leyendas e historias de la ciudad, pincha aquí.