Alentejo / Costa Vicentina

No tardamos ni 2 horas en plantarnos en la entrada de Alentejo desde Sesimbra.

  • Comporta

Decidimos hacer algún que otro kilómetro del revés, no podíamos dejar sin visitar Cais do Palafítico da Carrasqueira..

Cais do Palafítico da Carrasqueira
Cais do Palafítico da Carrasqueira

Ya sé que tiene un nombre peculiar, se trata de un puerto enclavado entre salinas, arrozales y marismas.

El puerto  fue construido por los propios pescadores aprovechando palets, maderas y postes, de una forma algo anárquica pero eficaz. Merece la pena desviarse y recorrer los caminos que se entrecruzan viendo los accesos, a veces complicados, para llegar a las distintas barcas.

Jamás había visto esa belleza en penumbra que posee este lugar. La tormenta y la niebla ayudó a que el lugar pareciera encantado.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 


 

  • Santiago do Cácem

Nuestra siguiente parada es el Castillo de Santiago do Cácem.

La historia de este lugar es la que nos atrae hasta él.

Edificado por los musulmanes en 1217, fue ocupado por los Caballeros de la Orden del Temple y de la Orden de Santiago de la Espada, siendo éstos últimos quienes se quedaron con el castillo.

Castillo de Santiago do Cácem
Castillo de Santiago do Cácem

Como consejo, y aunque no hay señal que advierta del problema, no subáis con las furgos y caravanas hasta el castillo, el camino es estrecho con ángulos entre las casas y cuestas arriba adoquinadas, donde la Rubioneta no hacía mas que derrapar. Caro nos costó salir del enredo.

 


 

  • Porto Covo

A partir de este punto y volviendo hacia la costa en dirección Sur, podría ponerme a enumerar playas sin sentido.

Trataré de enumerar aquellas que me llamaron la atención y que sin dudarlo (siempre como opinión personal), merecerá la pena visitar si se pasa cerca de la zona.

 

Praia da Samoqueira
Praia da Samoqueira

 

La primera playa en llamarnos la atención es la playa da Samoqueira, una playa de arena encajada entre acantilados y rocas.

 

 

 

El acceso a esta playa se encuentra en su parte norte donde una escalera excavada entre las rocas termina de definir el paisaje.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

A menos de un kilómetro y pasando por Playa do Salto, se encuentra la Playa Grande de Porto Covo, incluida en el Parque Natural del Sudoeste Alentejano y costa Vicentina , bautizada por el mismo pueblo que la posee.

Una playa urbana, con buenos accesos y servicios.

 

Entre Porto Covo y Vilanova de Milfontes nos encontramos con una playa impresionante, se trata de la Playa da Ilha do Pessegueiro. Esta playa debe su nombre a la isla que se sitúa frente a ella.

Praia da Ilha do Pessegueiro
Praia da Ilha do Pessegueiro

Aquí hay algo más de “miga” histórica y las fotos que me proporcionó este lugar son asombrosamente lúgubres y bonitas.

Desde la playa en época de verano se puede acceder a la Isla donde se encuentra el Fuerte de Santo Alberto de Pessegueiro, estudios remontan la ocupación de la Isla y de su fuerte a épocas Cartaginenses.

En la costa, junto a la propia playa se encuentra otro Fuerte, el Fuerte de Nossa Senhora da Queimada do Pessegueiro.

Construidos durante la época Filipina, estes dos Fuertes estarían unidos por un paso de piedra.

Aunque están considerados Patrimonio Nacional, actualmente están abandonados.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 


 

  • Vilanova de Milfontes

Seguimos rodando y a pocos metros del centro de Vilanova de Milfontes tenemos la pequeña y más que curiosa Playa do Patacho.

En ella se encuentra un barco encallado y partido en dos.

Praia do Patacho (Vilanova de Milfontes)
Praia do Patacho (Vilanova de Milfontes)

Me ha costado un poco encontrar el origen de este barco.

Hace más de 20 años que esta playa recibió un visitante inesperado. Hablamos del barco Klemens, que partió del puerto holandés de Leewarden en diciembre de 1996.

El destino era Portimão, pero acabó por quedarse por el camino.

El mar estaba tranquilo y el tiempo agradable, sin embargo la embarcación con 17 metros terminó por encallar en la Playa del Patacho, cerca de la depuradora. Nadie sabe con certeza lo que ocurrió, sin embargo se dice que ninguno de los tripulantes estaba calificado para navegar en alta mar.

Sospechas de actividades ilícitas aparte, nadie sabe qué hacer con el barco. Y él continúa allí, ahora hecho carcasa.

El acceso a esta playa se hace por el acantilado, un pequeño descenso entre rocas nos permite entrar por su parte norte.

Los rojos y narajas del casco oxidado del barco, nos permiten sacar unas fotos increíbles.

Aunque la playa carece de comodidad ya que las piedras te obligan a andar calzado y el acantilado ofrece cierta dificultad, merece la pena darse un paseo y visitarla.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y hacemos una breve parada en Vilanova de Milfontes, integrada en el Parque Natural del Sudoeste Alentejano y Costa Vicentina, es un bonito pueblo enclavado en la desembocadura del Río Mera.

Nos encontramos con una gran curiosidad en este pueblo y es que, las cabinas telefónicas has sido convertidas en librerías públicas, donde intercambiar libros con cualquier persona. Un movimiento cultural que sin duda enamora a cualquier amante de letras.

 

 


 

  • Longueira / Almograve

Entramos en Almograve, la zona más salvaje que quizás haya visto en Portugal.

Pasamos la Playa de Almograve que nos deja un poquito indiferentes y entramos con ganas por la primera pista de tierra que nos llevará a la Playa da Foz dos Ouriços. Siempre que entro por una pista/camino de tierra me abordan unos nervios a las preguntas.. -¿que habrá al otro lado?- – ¿daré llegado al final del camino?-

Con complejo de todo terreno, nos metemos sin pensar nunca más allá, simplemente esperando la buena suerte del “Malo será” gallego…

Por desgracia no siempre sale bien…. Nos quedamos si ver la Playa da Foz dos Ouriços, un atasco inminente nos frena en seco y nos obliga a poner marcha atrás durante un kilómetro….

Camino a Praia da Foz dos Ouriços
Camino a Praia da Foz dos Ouriços

Quizás solo parezca un pequeño bache, pero los adoquines de Portugal (que para mí que les dan subvenciones por colocarlos en todos los sitios) han dejado mis ruedas algo lisitas y el fango que había ido a parar al bache de la finca colindante, nos dejaban sin mucha opción a seguir adelante y mucho menos hacer un cambio de sentido.

Tras varios intentos por pistas de Tierra nos damos por vencidos ante un atranco. Finamente, no somos todo terreno no.

Por esta misma razón Almograve se mantiene virgen, la mejor opción para visitar su costa es hacerla a pié por la “Ruta Vicentina”(Rota Vicentina). Tanto la Ruta Norte como la Ruta Sur no tienen desperdicio. Una de las zonas más salvajes de Portugal.

 


 

  • Zambujeira do Mar

Llegando a Zambujeira está el Cabo Sardao, perfecto para hacer una noche, o dos…. o tres… jajajaja

Cabo Sardao
Cabo Sardao

En mi caso pasé dos noche esperando la foto perfecta que nunca apareció.

Si bien este lugar tampoco es que tenga los mejores acantilados, ni los mejores colores, ni siquiera el mejore anochecer…

Pues lo llamativo está en los habitantes de sus acantilados, hay que tenerlos muy bien puestos para hacer los nidos en medio de los acantilados, haciendo frente a vientos y temporales marítimos que le podrían los pelos de punta a cualquiera…

Estas vividoras son las Cigüeñas, todo un espectáculo para los amantes de la naturaleza.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y no podíamos pasar de largo sin para a ver una de las playas más famosas y queridas del Sudoeste Alentejano, la Playa de Zambujeira do Mara pesar de ser una de las playas más turísticas de la zona, sin duda no desmerece la visita con paseillo incluido.

 

 

Como si los paraísos para los furgoneteros se pusieran de acuerdo a pocos kilómetros, pasando el pueblo de Zambujeira se encuentra la Playa do Carvalhal.

Conformando un profundo valle recortado por un riachuelo que desemboca en la playa se convierte en un espacio de gran belleza natural y perfecta para aquel que viaja con perros, ya que tendrá agua dulce a un paso de la furgo.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 


 

  • Aljezur

El Municipio de Aljezur partido en dos por Alentejo y Algarve.

Este vez paramos en Odeceixe, y la playa con su mismo nombre donde podremos pasar una de las noche más tranquilas de la zona.

La playa de Odeceixe está separada por la desembocadura del Río Seixe, proporcionando agua dulce a todos aquellos perros que viajen con humanos, jejeje.

También es una buena opción para observar aves acuáticas que entran a reposar y a refugiarse a los juncos del río.

Sin saber muy bien donde está la línea que divide Alentejo y Algarve, seguimos dirección Sur hasta encontrarnos con el.

 

A %d blogueros les gusta esto: