Praia de Sao Jacinto

Después de unos días increíbles en Oporto necesitábamos algo de calma y libertad, sin saber muy bien como, terminamos en este tremendo lugar.

Un espacio dunar de 1000ha, donde se pueden ver todo tipo de aves invernales, un extenso bosque de acacias , la playa que se extiende por un cordón de arena hasta la ría de Aveiro y desde donde se puede ver el Faro de Aveiro, el más grande de Portugal y el segundo de la Península Ibérica.

 

Aparcamos para dormir en Praia de Sao Jacinto, sin mayor problema y con una gran calma.

 

 

Para más información y mapa, pincha aquí.

Ruta por el Parque Natural de la Dunas de Sao Jacinto

Tras pasar una noche muy agradable y tranquila, nos tomamos un cafecito y echando un vistazo rápido al mapa para orientarnos, nos ponemos a caminar.

Menos de 10 km nos lleva pasear por todo el parque, entre acacias y con cada rincón cubierta por Carpobrotus edulis.

Os dejo el enlace para la Ruta del Parque Natural das Dunas de Sao Jacinto, por cierto, los perretes llevarlos bien desparasitados ya que esta zona es bastante propensa a las garrapatas.

 

Para más información y track de la ruta, pincha aquí.

Torreira

Intentamos cruzar en Ferry hasta Aveiro para evitar los casi 70km de carretera que bordea la Ría pero, por desgracia, el ferry esta en mantenimiento y solo nos ofrecen un lancha en la que no podemos montar con la Rubioneta.

Arrancamos nuevamente y recorremos la Ría pasando por Torreira, donde podemos encontrar los primero Moliceiros, barcos típicos de Aveiro en los que se cargaban algas y sal para transportarla por sus canales.

 

 

Al acercarnos a Murtosa comenzamos a ver las primeras aves de Humedal y no podemos dejar pasar la oportunidad de liarnos a echar unas fotos , aunque nos falta un objetivo algo más adecuado.

Afinábamos la vista en busca de Flamencos Rosas y nos encontramos con esta variedad de Flamenco Enano mientras una Garza los sobrevuela (si me equivoco, espero que me corrijan y me perdonen el error)

Naturaleza en estado puro.

Se podría decir que los kilómetros a mayores merecen la pena.

 

Seguimos hasta Aveiro sin poder dejar de mirar la hermosa Ría que lo bordea.

Para más información sobre Portugal, sus rutas, pernoctas, leyendas e historias, pincha aquí.