Entre las playas de Virgen del Mar y la Playa de la Maruca se encuentra el aparcamiento de las muelas, un aparcamiento amplio y cercano a las Pozas de San Roman por donde podremos darnos un breve paseo y poder ver algunas aves de humedal.

Las vistas desde este lugar, la falta de la afluencia de gente y la tranquilidad hacen de esta opción de pernocta una de las mejores de entorno Santandereño.

Para más información sobre la Comarca de Santander, sus rutas, pernoctas, leyendas e historias, pincha aquí.